Teología del Cuerpo

Testimonio

 

20 de Octubre de 2015

La meditación de Humane Vitae me llegó al corazón, ya que desde hace meses estoy en discernimiento con mi director espiritual, porque me siento llamada como virgen consagrada a promover la dignidad de la mujer, el valor de la virginidad, el vivir la castidad, el defender la vida, evitar embarazos no deseados y el aborto en los jóvenes.

Voy a tomar una decisión importante en mi vida consagrada para realmente extender el Reino de Cristo. Me encomiendo a sus oraciones, para realmente confirmar si esa es la voluntad de Dios.

 

CURSO CHICHÉN ITZÁ, Noviembre 2015

Jessica, MÉXICO